SERÚM. El primer paso indispensable para tu rutina de belleza.

¡La diferencia principal entre un sérum y una crema hidratante, es que el primero penetra en las capas más profundas de la piel, y su concentración de principios activos es mucho mayor. Por ello, son perfectos cuando se trata de cubrir una necesidad específica (antiedad, reducción de poros, luminosidad…). Al contrario de lo que puedas pensar, un sérum también es capaz de proporcionar hidratación a nuestra piel.

¿Por qué entonces el sérum en muchas ocasiones es un cosmético olvidado que acaba cogiendo polvo en el tocador? Sin duda, se debe al desconocimiento de la gente, pero nosotras te vamos a dar unas buenas razones para que, a partir de ahora, este suero se convierta en tu gran aliado de belleza.

El sérum es un producto dedicado a tratar de manera eficaz cualquier necesidad que nuestra piel pueda tener. Su alta concentración de principios activos y su textura fluida lo hacen perfecto para potenciar la penetración del producto hasta una profundidad mayor y proporcionar una eficacia rápida y visible. Sin embargo, no es recomendable utilizarlos solos, ni como sustituto de la crema hidratante, sino como un complemento perfecto en tus tratamientos de belleza. Lo más aconsejable es utilizarlo dos veces al día, justo antes de tu crema habitual y con el rostro bien limpio.

¿Cuándo se aplica un sérum?

Una de las cosas más importantes que tienes que saber acerca de los sérums, es que siempre tienen que aplicarse antes de la crema hidratante, nunca después, ya que, como hemos comentado, actúan en las capas más profundas de la piel y si lo aplicásemos después, la crema formaría una película sobre la piel que impediría que éste penetrase correctamente.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que siempre debemos tener la piel limpia cuando nos apliquemos un sérum. Piensa en un masaje corporal, ¿a que no es lo mismo recibirlo sobre la piel desnuda que cuando llevamos una camiseta encima? Con el maquillaje ocurre lo mismo. El maquillaje hace a su vez de vestimenta para nuestro rostro e impide que los agentes externos penetren en nuestra piel. Si quedan restos del mismo, el sérum que apliquemos no se absorberá igual de bien, y por lo tanto su eficacia se verá reducida de manera radical.

En cuanto a su aplicación, lo mejor es colocar una pequeña cantidad en las yemas de los dedos y después sobre el rostro, presionando suavemente la piel hasta que el producto se haya absorbido completamente. Es importante que no esparzas el sérum por tus manos antes de aplicarlo en el rostro, pues así perderemos producto.

Si muchas mujeres conocieran los múltiples beneficios de utilizar un sérum a diario, sin duda lo colocarían entre sus favoritos por la eficacia de sus principios activos capaces de actuar sobre problemas determinados de la piel.

 

Fuentes: www.enfemenino.com

WhatsApp chat

INFORMACIÓN DE CONTACTO

MANIZALES
Calle 60 Nro 24A - 35 Barrio Estrella
Teléfonos: (6) 885 65 45 | Cel: 311 344 1030
BOGOTÁ
Calle 109 Nro 17A - 35 of 404
Teléfonos: (1) 602 10 72 | Cel: 320 838 3355

Estamos disponibles en Facebook e Instagram

Copyright © 2018 Eterna Juventud Médica y Facial - Todos los derechos reservados